2015 Mitsubishi Lancer

2015 Mitsubishi Lancer

Diverso y versátil

Los 70’s nos trajeron la música Disco, la primer película de Rocky, los pantalones acampanados… y al Mitsubishi Lancer. Con diversas variaciones en su nombre, desde entonces se ha convertido en un compacto confiable y seguro, que en su edición 2015 destaca por la variedad de sus versiones, especialmente en lo que concierne a lo que porta bajo el capó.

Se trata de un sedán compacto, disponible en cuatro versiones diferentes: ES, SE, GT (el que nos tocó probar) y Ralliart. Hay otro, de alto desempeño, llamado Evolution, pero ese es ‘harina de otro costal’, y probablemente nos lo facilitarán en el futuro para su propio review.

Volviendo al Lancer ‘normalito’, su versión ES porta bajo el capó un motor de cuatro cilindros y 2.0-litros, que produce 148 caballos de fuerza y 145 libras-pie de torque. De fábrica incluye una transmistión manual de cinco velocidades, aunque también se le puede poner una tipo CVT (Continuamente Variable, por sus siglas en inglés). En cuanto al rendimiento de combustible, brinda 26 millas por galón en la ciudad y 34 en la carretera, usando la transmisión CVT; mientras que la transmisión manual sólo baja una millita en el apartado de los caminos citadinos.

Si se anima por la versión SE o la GT, el auto estará equipado por un motor de cuatro cilindros de 2.4 litros, que suelta 168 caballos de fuerza y 167 libras-pie de torque. La versión SE viene de fábrica con transmisión CVT y tracción en las cuatro ruedas. La GT trae tracción en las ruedas delanteras y una transmisión estándard de cinco velocidades, también salidas de fábrica. Puede equiparse opcionalmente con una CVT.

El motor en mención, con tracción delantera, queda en 23 millas por galón en la periferia y 30 millas por galón en la carretera con la CVT, mientras que con la manual varía en 22/31. Con tracción en las cuatro ruedas, el asunto queda en 22/29.

Por último, pero ciertamente no menos importante, la versión Ralliart ofrece un motor también de cuatro cilindros, pero turbocargado, de 2.0 litros, que embarra en el pavimento 237 corceles de puro poder y 253 libras-pie de torque. Cuenta con tracción en las cuatro ruedas y transmisión manual, y (comprensiblemente, dada la cantidad de poder) aquí el rendimiento de combustible se desploma hasta 18 millas por galón en la ciudad y 25 millas por galón en la carretera.

Ya que le he relatado a detalle la capacidad del motor de cada versión, aquí es cuestión de que usted decida cuáles son sus prioridades: si ahorrar y obtener un desempeño modesto o ‘devorar’ los caminos con las ‘fauces’ del motor más grande, teniendo como costo múltiples visitas a las estaciones de servicio. Cuestión de gustos y de bolsillos.

Me acabo de dar cuenta que he invertido mucho espacio en platicarle sobre los motores… aunque bueno, creo que valió la pena. Y ahora, ni hablar… tendré que ser un poco breve con la cuestión de los accesorios.

A lo largo de todas sus versiones (por favor pregunte con su concesionario más cercano sobre puntos específicos en cada una) cuenta con rines de acero de 16 pulgadas, acceso y encendido sin llave, rines de alloy de 16 o 18 pulgadas, conectividad telefónica y de audio Bluetooth, un sistema de sonido de hasta 9 bocinas, faros para niebla, volante envuelto en cuero, un sistema de navegación opcional y muchíiisimo más. En serio, ya no tengo espacio, de otra manera le seguiría platicando.

Cuidará de usted y los suyos con bolsas laterales para los asientos frontales, bolsas de aire tipo cortina y bolsas de aire para las rodillas en el asiento del conductor. También de fábrica incluye control de estabilidad y tracción, así como frenos antibloqueo. Cuenta con artilugios adicionales como frenos de disco en las cuatro ruedas o una cámara de vista trasera, así como sensores de estacionamiento, pero su inclusión depende de la versión por la que se incline.

En resúmen, la variedad de sus motores es uno de sus principales atractivos, mientras que los más quisquillosos podrán quejarse de que el motor base es un poquito ruidoso y de que los materiales de los interiores no son tan ‘luxury’ después de todo. Cuestión de enfoques.

Consumo en ciudad: Hasta 26 MPG

Consumo en carretera: Hasta 34 MPG

Precio base sugerido: $21,055 

Arturo Durán es escritor independiente, especializado en temas de autos.

Envíe su opinión a larturoduran1@hotmail.com

Comentários

comentários

Related Posts